TicAsturias
Blog

Y tú ¿estás dispuesto a fracasar?


Realmente creo que es la pregunta que habría que hacerles a TODOS los emprendedores como paso previo a montar un negocio. Con una tasa de mortalidad de los proyectos emprendedores superior al 90% pasados los 3 primeros años y siendo conscientes de que los proyectos supervivientes van desde los zombies, hasta los auténticos proyectos de éxito, todos aquellos que se lanzan a la piscina emprendedora no deberían hacerse tan sólo la pregunta “ ¿qué estás dispuesto a hacer para tener éxito?” más bien deberían, ser conscientes de que tienen muchas, muchas, muchas posibilidades de fracasar y en ese caso te deberías preguntar ¿estás dispuesto a fracasar?

Probablemente a los que estén pensando en lanzarse a emprender deberían leer el libro  Los principales errores de los emprendedores” de @carlosblanco al menos para intentar no cometer los mismos errores que han cometido otros, aunque por propia experiencia os diré, que somos animales de costumbres y nos gusta cometer errores aunque nos los hayan advertido.

Pero profundicemos en la cuestión ¿qué es fracasar? Para cada uno tiene un significado diferente, algunos piensan que fracasar es no haber perseguido su sueño o no haberlo intentado, para otros fracasar es no conseguir el éxito absoluto y para otros fracasar es cerrar el negocio. Creo que hay tantos tipos de fracasos como emprendedores, así que puedes elegir tu propia definición de fracaso para tu proyecto.

Lo único en lo que si creo que estamos todos de acuerdo es que fracasar tiene efectos colaterales:

Efectos Emocionales, cuando sientes la soledad del emprendedor en los momentos difíciles, cuando poco a poco vas siendo consciente de que aquello no va, cuando las noches se hacen largas, demasiado largas, cuando simplemente ya no eres feliz con lo que haces.

Efecto Económicos, será mucho o poco, pero incluso aunque no hayas puesto un euro, el coste de oportunidad de haber estado ocupado en un trabajo retribuido ya supone un coste en si. Después, dependerá si el proyecto es microLowCost , LowCost o HighMoney y como te hayas involucrado, para darte cuenta del impacto económica en tu balance personal.

Efectos Sociales, porque no nos engañemos, todos tenemos nuestro corazoncito, y lo que al comienzo era “venga, tú puedes” se convierte en “pero no te lo había dicho yo”. Y como consecuencia, en función de donde vivas, de tu entorno y de tus circunstancias, tendrás que estar preparado para soportar, durante un tiempo, la “presión del entorno” relacionada con tu fracaso.

Efectos Sentimentales, en el caso de que tuvieses pareja, ella sufrirá con tu sufrimiento, con tus preocupaciones, y por lo que nos cuentan algunos emprendedores, hay parejas que simplemente no aguantan el proceso de montar una empresa. Lo que parece claro,es que las parejas que nos acompañan hasta el final del camino, con independencia del resultado, quizás no hayan dado una de las mayores muestras de amor y confianza.

En mi humilde opinión fracasar no es malo, es más todos fracasamos todos los días en pequeñas cosas y no por ello nos estamos martirizando, tan solo nos levantamos y seguimos adelante. Siempre y cuando no le cojamos gusto al fracasar, todo irá bien. Como en una relación sentimental, si creo que debemos cerrar la puerta al salir de una manera elegante y sincera, despedirnos de nuestros socios, de nuestros empleados, de nuestros clientes y de nuestra audiencia explicando la realidad de la vida, tan sencillo como que “algunas veces las cosas no salen como deseamos”. Os detallamos algunos post de despedida de proyectos que hemos encontrado:

http://blog.eventuo.com/2012/05/hasta-pronto.html

http://startupbcn.blogspot.com.es/2013/10/se-vende-2gether-app-razon-aqui.html

http://www.marketingguerrilla.es/el-post-mas-dificil-de-los-ultimos-3-anos-en-este-blog/

Si sabéis de alguno más, nos lo podéis comunicar en los comentarios y así hacemos una pequeña lista de Post de Despedida de proyectos que será útil para las nuevas generaciones emprendedoras.

¿Por qué este post?

Porque montar un negocio, una startup, hacerte autónomo o como lo quieras llamar, incluso si lo quieres llamar emprender, implica un riesgo, un algo riesgo y probablemente no salga como esperas,  pero al mismo tiempo es una aventura divertida, muy divertida, te hace crecer como persona, como profesional, te ayuda a ver la vida desde el otro lado, te ayuda a enfrentarte a tus miedos, a salir de tu zona de confort, a perderle el miedo a perseguir tu sueño, aprenderás cosas que nadie te iba a enseñar, en definitiva, te ayudará ser más Tú.

Pero antes de todo eso creo que te deberías preguntar

y tú, ¿estás dispuesto a fracasar?

 

Autor: MASS


octubre 29, 2013
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


0 + 9 =